La elegancia de SER - Ona Meditación

¿Por qué algunas personas se nos hacen tan atractivas, tan elegantes, tan carismáticas… tan magnéticas? Aunque a simple vista no entren dentro de los cánones “estándares” de la elegancia.

En una sociedad como la nuestra, tan sobre-estimulada por factores externos, tales como publicidad, tecnología y medios varios, resulta que nos hemos creído la película que tantas veces nos han repetido sobre de la elegancia. Aquella que va unidad a cierta vestimenta, marcas, tendencias… en definitiva a “formas de ser” relacionadas con la imagen exterior. Estamos influenciados tanto de formas sutiles, como agresivas, que es lo correcto a seguir según nuestro “estilo”.

Pero, ¿no os ha pasado alguna vez, juntaros con personas que visten, huelen y se comportan bien y no os hayan transmitido nada? En cambio, ¿qué nos pasa con esas personas auténticas, con carisma y atractivas por naturaleza, sigan o no, las tendencias estipuladas? Hay una diferencia abismal entre estos 2 tipos de personas y se llama, ELEGANCIA PERSONAL o AUTENTICIDAD, CARISMA. 

Es ese MAGNETISMO natural, que nada tiene que ver con su vestimenta, estatus social ni marcas. Se trata de seguir sus propias pautas, o seguir las pautas que otros le marcan. Y este comportamiento, no se aplica solo al ejemplo aquí citado, como es el campo de la moda, si no que se pueden observar en cualquier ámbito de la vida, sea laboral, social, familiar o personal. ¿Somos puramente nosotros los que estamos actuando o estamos delegando nuestro poder y responsabilidad en otros? Cuando optamos por seguir las pautas de otros, dejamos de ser nosotros, factor que desnutre nuestro cuerpo, mente y alma.

Se trata de la elegancia de ser lo que eres, saber quién eres, respetar lo que quieres y seguir tu propio rumbo. La alegría que nace de esta autenticidad, es el atractivo natural que nos tratan de vender de alguna forma. Pero, esto no se compra ni se imita, se tiene de serie y no hace falta copiar estándares. Todos y cada uno de nosotros tenemos esta elegancia, esa autenticidad que nos hace atractivos para las personas afines a nosotros. Esa chispa de vida única e irrepetible, que aporta su diversidad y riqueza al mundo.

Haciendo analogía a las redes sociales, para ser atractivos, no hace falta ser followers de ningún influencer, ni imitarlo, ni nada por el estilo. Puede que nos guste la esencia de alguien, porque nos recuerda algo de la nuestra. Lo que si hace falta para nuestro bienestar es, poner atención y energía en nuestra propia esencia. Ser auténticos de verdad. Brillar de una forma natural, apostando por lo que nos gusta y nutre, seguir nuestros impulsos, intuición y nuestro GPS interno, nuestras emociones.

Se trata de ser fieles a nosotros mismos, sin complejos, de una forma natural y serena. Eso es elegancia, o al menos así lo reconocemos en Ona Meditación, vayan donde vayan, en esas personas que dan confianza, cercanía y buena vibración, porque simplemente están centrados, alineados o conectados con ellos mismos.

1 comentario en “La elegancia de SER”

  1. Que importante es ser fiel a uno mismo, sin creernos mas que nadie, buscar nuestra paz interior , saber que todo lo que necesitamos está dentro de nosotros, cuando llegas a ver que no necesitamos más, comienzas a brillar y aprendes de los defectos que ves en otros ya que que no son más que el reflejo de lo que somos cada uno y supongo que…..no necesitamos imitar a nadie, comenzamos a ser auténticos!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba